Vitriolo

Nicolas_Chamfort_2

DICEN quienes saben de estas cosas que hay pozos de infamia que esconden muy alta literatura. Y es que por lo visto es más que posible hacer literatura con el ánimo de venganza, cobrarse en la página escrita la revancha de una afrenta sufrida en la realidad o en la imaginación del ego herido, es decir, una páginas escrita con la tinta que mana de esos tinteros –espejos de tinta- que son la vanidad y el orgullo heridos: muy potentes motores del impulso creador también. El lector juzga lo que lee, no las reboricas del autor, no el laberinto venenoso de su sesera. Sin contar con que el lector suele celebrar de manera muy festiva el vitriolo literario. Los motivos de quien ajusta cuentas en la página escrita son oscuros y complicados: el dolor cierto de las heridas o los empujones padecidos, se unen, en alegre coyunda, a los celos, la envidia, el resentimiento, el muy humano deseo de venganza (me temo que el perdón de las ofensas sólo es posible rezando el padrenuestro, y aún así), el de conseguir una satisfacción donde hubo amargura, y alguna otra telaraña de la conciencia de la que no está libre ningún hipócrita lector, mi semejante, mi hermano. Chamfort sin ir más lejos, el que escribiera aquello de “Yo sin mí qué bien me portaría”, escribía desde la amargura y el dolor radicales, detestaba a sus semejantes y se detestaba aún más a si mismo, su rostro incluso: acabó echándose sulfúrico en la cara. Sin embargo escribió unos extraordinarios aforismos, pensamientos, retratos, anécdotas, textos muy breves, de una lucidez extremas. A pesar de todo esos motivos que se reputan oscuros no le habían oscurecido el entedimiento ni la capacidad de diseccionar el alma humana, la suya propia la primera. La pasión de Chamfort va por un lado, es casi una novela aparte, su obra literaria, por otro, tanto que leyéndola la primera queda borrada, oscurecida, desconocida para ese lector que si recorre las páginas es por la curiosidad (siempre malsana) de quien se asoma y se mira sorprendido, asombrado y sobrecogido en el espejo de papel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s